Obra

Rita Vega Baeza

«Hay algo de circular en los parajes abstractos: un horizonte hacia lo sorpresivo. Se expresan viajes como un elogio del nómada, mismos que se comunican tanto en sus matices cambiantes como en sus nombres, que más que determinar, velan el paisaje un tanto melancólico y ambivalente para ser completado con el ojo del otro, generando un ser-ahí donde se produce el encuentro. Lo férreo de sus minerales se aviva como un lujo poético en un río onírico y verdadero.»

"Veranos de Chicago I". 2017

Mixta sobre lienzo
30x20

"Budapest. Danubio nocturno". 2020

Mixta sobre lienzo
70x50

"Invierno de elefantes". 2011

Óleo sobre lienzo
50x75

"La cabaña de Heidegger". 2020

Mixta sobre lienzo
25x30

Cristina Burgueño

Serie 'Conexiones Vitales'

`Conexiones vitales´ es una serie de cuatro acuarelas con las que he querido reflejar como las emociones se conectan con el cuerpo físico, afectando a nuestra salud y comportamiento.

Ya Freud y Lacan hablaban de la “Clínica de la pulsión” y de su fenómeno psicosomático. El ser humano es una unidad, sus órganos no se pueden desvincular de sus sensaciones internas. Generalmente, nos olvidamos de las emociones y experiencias vitales, ya sean positivas o negativas, a la hora de abordar el efecto que causan en nuestro organismo y, sin embargo, son el motor que nos mueve a avanzar en la vida. La exploración consciente del inconsciente no es una paradoja ni un juego de palabras: nos hace pensar en qué debemos cambiar, pero a veces no podemos prescindir de las rémoras y de la fragilidad para ser uno mismo.

En las cuatro acuarelas, las dentritas, los vasos sanguíneos, las manchas, los goteos y los ríos de sangre convergen armoniosamente con su propia naturaleza, convirtiendo el proceso de cada una de las pinturas en un rito sustancial donde cada estructura neuronal, encargada de la comunicación entre las células, nos avisará de que algo no está fluyendo en armonía con nosotros mismos. Cada signo está en su sitio (rojos) y cada pulsión se representa en amarillos, naranjas y rosas que explosionan en nuestro interior. Las vénulas, membranas y capilares, se dilatan y se rompen acompasadamente invitando al espectador a hacer una reflexión para encontrar en la SENSIBILIDAD la cura de muchas de las cosas que nos conmueven.

"Conexión I". 2019

Acuarela sobre tabla
75x75

"Conexión II". 2019

Acuarela sobre tabla
75x75

"Conexión III". 2019

Acuarela sobre tabla
75x75

"Conexión IV". 2019

Acuarela sobre tabla
75x75

Carmen Hervás

Sin título. 2020

Serie "Para la Paz"
Técnica mixta sobre papel y cartón
70x50

Sin título. 2020

Serie "Para la Paz"
Técnica mixta sobre papel y cartón
70x50

Sin título. 2020

Serie "Para la Paz"
Técnica mixta sobre papel y cartón
70x50

Sin título. 2020

Serie "Para la Paz"
Técnica mixta sobre papel y cartón
70x50

Emerick Rodríguez

"El dorado". 2020

Óleo sobre hoja de oro falsa
100x110

"Despertar". 2020

Óleo sobre tela y hoja de oro falsa
70x50

"Fractal 1". 2020

Óleo sobre tela y hoja de plata falsa
120x100

"Fractal 2". 2020

Óleo sobre tela y hoja de oro y plata falsa
120x100
Presentación
DE LA ENTRAÑA AL LIENZO
Alejandro Figueroa

De colega a colega, de artista plástico a artista plástico, de creativo a creativo.
Más que un crítico de arte, reconozco que no es mi especialidad ni tengo intenciones de serlo, Me atrevo a escribir sobre el arte de Emerick, este joven zacatecano que conocí cuando era prácticamente un adolescente en un viaje que hizo al Distrito Federal. Promesa nacional un tanto ya cumplida y otro tanto por formarse y entregarnos mucho más. Escribo desde mi sentir, desde lo que me provoca su obra, como artista, colega y espectador.

Trazo joven y fuerte
La obra de Emerick transmite fuerza, vigor, ansiedad. Una propuesta expresionista que fluye en diferentes técnicas y formatos. Sus cuadros son metáforas visuales, juega con el cuerpo y su flexibilidad, su maleabilidad, sus ganas de despojarse de todo y a la vez así ser parte de ese todo. Juega con las texturas, con el color, pero no un color que apacigua o divierte si no un color que grita, que explota, que no tiene miedo a mezclarse con el negro y ensuciarse para así contarte un sentimiento, un momento íntimo, una impotencia un tanto extrovertida y explícita.

Experimenta con técnicas mixtas, su paleta de color es arriesgada pero no en cada serie o en toda su obra como un sello personal si no que se reinventa en cada cuadro, cada pieza es personalizada y apropiada según su emotividad lo que nos habla de una expresión genuina, pura.

¿Cómo puede una propuesta expresionista-abstracta evocar al surrealismo?
Emerick logra fusionar lo abstracto con lo figurativo con resultados provocativos que aunque te cuentan algo mantienen un halo de misterio, lo que le da valor semántico a su proyección abstracta. ¿Es entonces un mundo imaginario o una ventana al sótano de su alma? Sus mensajes visuales transgreden el espacio delimitado del lienzo, lo llena y lo desborda.

Figurativamente nos muestra la inquietud de un individuo que se cuestiona, se renueva, se "retuerce" pero al final ve la luz. Su trabajo parece hurgar en el fondo más recóndito del subconsciente humano.

¿Autorretrato?
Habría que preguntarle directamente, aunque en mi opinión si así lo es no importa, lo que importa es como logra que ese sentimiento sea plural, prácticamente colectivo, perfectamente identificable, ¿Quién no posee una personalidad clandestina de las tantas que proyectamos a los demás?

Habría también que preguntarse porque sus personajes no dan la cara; quizás lo que importa es el lenguaje corporal o quizás no quieren tener una identidad, haciendo así que el espectador se apropie del trazo y la pincelada. Cada obra de Emerick corresponde a un momento "desgarre", artístico-emocional.

Alguna vez escuche el término "Se deja la piel" ¿Cómo puede dejarse la piel? el máximo órgano con el que prácticamente definimos el mundo a través del sentido del tacto, volvemos a la metáfora, cuando se entrega todo sin expectativas por la simple e instintiva necesidad de expresarse.

Emerick lo hace en cada cuadro, transforma su piel en lienzo, en óleo, en tinta, en gráfica, en ARTE.

Ciudad de México. 2015

Almudena Serrano Cuesta

«La percepción de las cosas viene de la imaginación de éstas y su interpretación en el proceso creativo. Mi obra nace de la introspección en el inconsciente, de la introspección en lo vivido. La versatilidad del papel y de los acrílicos hacen que la obra se vaya produciendo de forma expresionista, de forma intuitiva en su proceso.»

"Noche de verano con luciérnagas". 2019

Acrílico sobre papel, papeles y cordón
70x100

"Fondo". 2018

Acrílico sobre papel, arpillera y cartón
50x70

"Sombra". 2018

Acrílico sobre papel, papeles,  cartón y cuerda
50x70

"Detritus". 2019

Acrílico sobre papel, cartón y cuerda
70x100

Sumi Hamano

La génesis de su proceso creativo es concientizar el instante del momento presente a través de la producción de monotipos, tintas y acuarelas, manteniendo una relación íntima con la práctica Zen. Su reciente investigación se sumerge a la praxis de la caligrafía japonesa, shodō. En donde de la gestualidad del trazo descubre, reafirma y deja manifiesta su ascendencia japonesa con el colorido de su identidad mexicana. Su creación le otorga especial importancia a la marca que deja la secuencia consciente de cada paso a seguir, acentúa el valor del color, la forma, el accidente, la emoción o el sentimiento surgidos durante la acción. Así, en la conciencia del aquí y ahora, sus tintas muestran cada segundo de decisión sin derecho de regresión, tal como la vida misma.

La serie que presenta en "Variaciones sobre el tema de la paz", es el juego de intersecciones del ideograma japonés (AI - 愛) "Amor", así como superposición de frases budistas; en diferentes tamaños y tonalidades para la construcción de un todo. En la insterpretación y analogía de redes y uniones sociales, en donde dentro de cada uno se necesita forjar el AMOR a uno mismo, para que este crezca en cada interacción con otro formando un lazo de Paz.

"1 Amor". 2020

Tinta sobre papel guarro super alpha
70x50

"2 Amor". 2020

Tinta sobre papel guarro super alpha
70x50

"3 Amor". 2020

Tinta sobre papel guarro super alpha
70x50

"4 Amor". 2020

Tinta sobre papel guarro super alpha
70x50

Ramón P. Olivera

"Corrientes marinas". 2019

Mixta sobre cartulina
35x45

"Microorganismos en azul". 2020

Mixta sobre acetato
30x42

"Fondos marinos 01 inmenso azul". 2019

Mixta sobre cartulina
35x45

"Descubriendo".  2019

Acrílico sobre cartulina
30x42

Fernando Jiménez

Obra sin título de la serie "Lunetos", 2019

Monotipos / papel
38 cm diámetro

Obra sin título de la serie "Lunetos", 2019

Monotipos / papel
38 cm diámetro

Obra sin título de la serie "Lunetos", 2019

Monotipos / papel
38 cm diámetro

Obra sin título de la serie "Lunetos", 2019

Monotipos / papel
38 cm diámetro

Andrea Paulina Barrón Vega

"Río de Color"
Somos grises, carecemos de alma, vamos vagando sin conciencia, viviendo en automático la distracción en nuestro hábitat natural... y de repente algo nos impregna de color, nos anega de vida, damos en el blanco con el arte, nos llueve de colores -transición-. Somos enamorados y nuestro espíritu se aviva, se hace caudaloso en el más mínimo trazo.

"Trátame suavemente"

Mixta sobre lamina negra oxidada
40x60

"Vestigios"

Óleo sobre tela
20x30

"60 Puntos"

Óleo sobre tela
60x40

"En tu espalda"

Esmalte sobre placa de bronce
10x10